Un Momento Esperado. Este instante anhelado, como lo es un amanecer o quizá dejar pasar las horas para captar ese atardecer que empieza a poner punto y final al día. No podemos olvidarlos, rutinarios quizás, pero destacables y recordables como lo es disfrutar de una paella en familia o con amigos. Este es el concepto estratégico en el que se sustenta el proyecto que recientemente acabamos de lanzar: Parreño de Bodegas Latorre.

Un recuerdo diario…, un momento esperado. Este era el reto, trasladar el concepto a la imagen visual de Parreño, una familia de vinos con una propuesta gráfica que los unifica.

Tres momentos del día, tres vinos: tinto, blanco y rosado.

Parreño

Diseño de la etiqueta

Las tres ubicaciones del sol marcaron el diseño final de la etiqueta de cada uno de los vinos. Una etiqueta con una identidad basada en la transición del color.

Parreño

Apostamos por un papel perlado (Sirio Pearl) y una lámina de stamping iridiscente para destacar a cada vino como Un Momento Esperado.

Parreño

“Conseguir un degradado que reflejara los momentos del día”, este fue uno de los principales retos del diseño, cuenta Alex Monzó, diseñador del proyecto. “A través del papel buscaba ese brillo y provocar reflejos poco habituales en otro tipos de papeles”, añade Monzó. Así pues nace Parreño, cuyo cada vino regala un Momento Esperado.

Puedes ver el proyecto completo en nuestro Behance: Parreño

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *