Como siempre decimos el packaging es una parte crucial de la percepción de la marca, pues el mayor punto de contacto con el consumidor.

A día de hoy las marcas se están dirigiendo hacía lo verde y lo práctico. Estás son las tendencias del packaging.

 

Envase verde.

El movimiento ecológico sigue creciendo y lo seguirá haciendo. La mayoría de nosotros somos más conscientes del impacto que produce nuestra actividad en el medio ambiente. Como consecuencia cada vez son más los clientes interesados en estos aspectos, y como empresarios responsables, también debemos ser conscientes del impacto de nuestra actividad empresarial en ello. Del mismo modo que nos preocupamos cada día más del proceso de los alimentos que tomamos, también debemos hacerlo con los envases y su ciclo de vida. Las cajas y envoltorios en los que enviamos nuestro producto pueden ser una amenaza para el medio ambiente.

Ya son muchos los envases hechos con materiales reciclables o biodegradables y, como decimos, seguirá creciendo. Las marcas ya se distinguen unas de otras por medios de certificados ecológicos, los cuales el público busca y crean una mayor vinculación marca-consumidor.

 

Packaging con segunda vida.

Tendencia alienada con el movimiento ecológico, pero no es tan “verde”. Se trata de la reutilización de envases, dándole más de una vida.

Muchas marcas crean sus envases de manera que luego se puedan utilizar para reutilizar con el mismo producto (que también se vende en envases de mayor cantidad). Ahora la tendencia va hacia la reutilización del envase con otro fin, de esta manera el consumidor lo puedo conservar con fines prácticos o decorativos como lo es guardar objetos personales o incluso usarlo como maceta, siguiendo siempre con el movimiento verde… Esto hace que se mejore la percepción del consumidor sobre la marca y su Top Of Mind.

 

Envase funcional.

Otra tendencia son los envases funcionales, tanto desde el punto de vista del consumidor y como el de la marca. Hoy en día el packaging se puede personalizar y hacer más atractivo. Buscando de nuevo la vinculación con el consumidor y la interacción.

Además se busca que sea práctico, de manera que el mismo envase te sirva para transportar el producto sin necesidad de bolsas, o que sirva como elemento de consumo, sin hacer uso de recipientes como platos o bandejas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *