Category: ,

Saber cuál es el camino correcto en un mundo de opciones es justo lo que representa La Finesse: un placer guiado por el instinto. Su producción de trufa negra –un producto que no se ve crecer, cuyo aspecto no es realmente favorable y cuya producción siempre es impredecible– es un proceso de confianza, paciencia y esfuerzo que merecía que su identidad corporativa y los packagings de sus productos reflejaran todo su valor.

Un producto que no se guía por la vista pero que nadie puede ignorar cuando está en la mesa. Una marca de productores, que trabaja sin intermediarios y garantiza la máxima calidad en sus productos, así es La Finesse. Cierra los ojos y déjate llevar por tus otros sentidos para vivir una experiencia seductora que deleita paladares.

UNA FAMILIA DE PRODUCTOS

Una identidad con toda la complicidad de quienes trabajan la tierra día a día y la esencia de las montañas rojizas de Teruel, donde la trufa negra crece, fue el resultado de varios meses de trabajo.

Cada detalle busca honrar el origen del producto. Su topografía, colores y arbolada inspiraron hasta el más mínimo detalle y vistieron los envases de los tres productos: trufa fresca, perlas de trufa y mantequilla trufada, esta última, se centra especialmente en Blas (uno de los perros buscadores) con una ilustración suya que da autoridad a la etiqueta.

DISEÑO WEB A MEDIDA

Los elementos de la identidad corporativa se pueden ver claramente reflejados en la web y el e-commerce que diseñamos y programamos desde el estudio. Un trabajo 100% a medida que permitió brindarle a la marca y sus clientes una experiencia a la altura de su producto: la trufa negra de Teruel.