Sacar las mejores armas para seducir al consumidor. Llega la campaña de Navidad y las marcas son conscientes de la importancia de apuntar bien. ¿Será el marketing de micro-influencers el que tome la delantera? ¿Será la herramienta más utilizada entre las pymes?

El marketing de micro-influencers, los pequeños

La Navidad es una de las etapas clave en la estrategia de ventas de las empresas y todo apunta a que el consumidor hablará de ellos y en consecuencia, de la marca. Me refiero a los micro-influencers, frente a los influencers masivos. Estos nuevos influencers cuentan con una audiencia mucho más reducida si los comparamos con las estrellas de las redes sociales con audiencias millonarias. Pero, las marcas han visto algo, se han dado cuenta de que los micro-influencers son capaces de conectar con su público, ser cercanos y trasmitir confianza a sus seguidores, algo que las firmas valoran cada vez más. El escuchado “engagement”.

Centrándonos en la época navideña, un estudio de HelloSociety revela que la relación de marcas e influencers crece durante la campaña de Navidad y detalla que los micro-influencers son los que se llevan una gran parte de la inversión publicitaria. Pero ¿por qué? La respuesta es sencilla. Las marcas buscan conectar con su público de forma específica y experta, y no tanto apuntar a la masa, de este modo alcanzarán resultados más segmentados. Esto se consigue no tanto contratando a un famoso/influencer con miles de seguidores, sino a los llamados micro-influencers. Al fin y al cabo, ¿qué te influye más en tu decisión de compra, lo que te recomienda un famoso o tu amigo en el que confías?

Así, según los datos del estudio, basados en la red social de Instagram, los influencers tienen una media de engagement del 3,8%, pero en el periodo navideño su cifra sube hasta el 4,3%. Pero estas cifras varían según el tipo de influencer y la cantidad de seguidores. Resumiendo, a medida que aumenta el alcance potencial, el engagement cae.

Entonces, ¿cómo definir a un micro-influencer? Según la agencia Mavrk, especializada en este tipo de influencers de a pie, considera que deben de reunir las siguiente características:

  • Tener una media menos a los 10.000 seguidores en Twitter, Facebook, Instagram o Youtube.
  • Conversan en sus RRSS sobre un producto por pasión.
  • No suelen tener intermediarios ni agencias de representación.

Soy una Pyme, no puedo permitirme un influencer

Si quieres lanzar tu campaña y estás pensando en contactar con ese gran influencer, pero a la vez piensas que no tienes presupuesto para pagar sus desorbitadas cifras. ¿Por qué te ciegas en ellos? Vete a por los más pequeños, que ya tienen trabajada su comunidad fiel de seguidores. Llegarás a menos gente, pero tu campaña va a tener más influencia en tu público objetivo.

Un último apunte. Quienes tienen más seguidores, no siempre logran los mejores resultados.

También hablamos de Marcas e influencers en otro de nuestros proyectos, Esforç, Identitats Esportives.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *