El anuncio de la primavera no es el acontecimiento más importante para los valencianos cuando llega el mes de Marzo porque, indiferentemente del clima, todo lo que se respira en la costa del Mediterráneo es señal de que han comenzado las tan afamadas Fallas.

Esta fiesta tradicional se celebra principalmente en Valencia y, aun cuando los eventos comienzan desde días antes, su mayor esplendor se alcanza del 15 al 19 de Marzo, marcando la exposición de las fallas (esculturas alrededor de la ciudad), así como de diversos encuentros culturales y pirotécnicos (Mascletà y Castillos).

Sin embargo, los valencianos y los turistas no son los únicos que salen a las calles para sacar provecho de la celebración, de hecho, las grandes participantes de la temporada son las marcas, solo hace falta agudizar el ojo y ver como al lado de cada falla, anuncio luminoso o calle icónica hay un logo esperando a ser asociado con el sentimiento de fiesta que invade el ambiente.

En este momento las marcas que más se dejan ver son Amstel y Estrella Galicia, ambas cerveceras, por lo que resultan fáciles de vincular con los ánimos de celebración, especialmente entre los jóvenes que ven en estas fechas un escape a la rutina. Sin embargo, se pueden encontrar también marcas como Nestlé, que a través de sus helados se apodera del sentimiento de familia y arraigo que tiene esta tradición o inclusive arroz La Fallera, que por su propio nombre apela al simple orgullo local.

El grado de notoriedad dependerá de la técnica utilizada, las cuales van desde el patrocinio, como es el caso de Amstel como patrocinador oficial de la MegaMascletá y algunos de los Castillos nocturnos, hasta promociones sencillas que hagan notar que las marcas se sienten parte de la ocasión, como ha hecho McDonald’s al regalar un mocador –pañuelo fallero- por cada combo grande que se compre.

Lo importante para las marcas es apoderarse de la notoriedad del momento y reconocer en él las oportunidades (emociones) de las cuales se puede hacer uso para asociarlas con sus productos y así los consumidores se sientan más identificados, buscando convertirse y ser reconocidas como una “lovemark”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *