Promociones, rebajas, ofertas… todo lo que suene a descuento es una de las armas con las que juegan las marcas de alimentación. El ahorro forma parte de la decisión de compra de los consumidores cada vez que cogen el carrito de la compra y se adentran en el supermercado.

Según demuestran estudios realizados por Nielsen y publica el portal elmundo.es, “dos de cada tres dicen ser conscientes de los precios de los productos y cuatro de cada diez busca activamente y compra artículos en oferta”. Con estos datos sobre la mesa, las conclusiones del estudio señalan que “solo la mitad de las campañas generan retorno de la inversión”, según su estudio ‘Comportamiento de las promociones en punto de venta’.

El 2×1, el ‘rey’ de las marcas de alimentación

Aún así, y cerca de dejar atrás la temporada de rebajas y después de haber vivido el ‘Black Friday’ y el ‘Ciber Monday’ tan sonado, ahora el rey de los supermercados y grandes superficies de alimentación es el 2×1: pague uno, llévese dos.

Es aquí cuando lanzamos la siguiente pregunta: ¿Realmente el consumidor lo necesita?

Cuando hablamos de alimentos no perecederos es el mejor gancho para que el cliente piense: “Total, se que me va a hacer falta más adelante…” Esta es la gran arma del conocido 2×1, entramos en el supermercado con nuestra lista de la compra y salimos con los productos repetidos, pero esto no es un problema porque estamos convencidos de que hemos hecho una buena compra y nos llevamos AHORRO a casa o no… lo que está claro es que el supermercado ya ha hecho la venta y cuenta con la liquidez.

Existen otras cadenas de supermercados que dejan ver que no necesitan hacer uso de este tipo de promociones. Podemos encontrarnos con superficies cuya filosofía son “siempre precios bajos” u otros que lanzan semanas específicas de rebajas en algunas líneas de sus productos. Buscando incentivar de otra forma el ahorro para el cliente, pero buscando al fin y al cabo lo mismo, ampliar ventas y ganar cuota de mercado.

El sentido común es la clave para reconocer la existencia de una OFERTA y muchas empresas de alimentación juegan con esto a su favor.

¿Eres tu racional en tus compras?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *