Cuando hablamos de marketing muchas veces encontramos que el concepto suele dividirse o confundirse con simplemente crear un producto y ponerlo en el mercado, cuando en la realidad es un sistema mucho más complejo, formado por múltiples partes, que deben funcionar como un engranaje perfecto para darle movimiento a esta gran maquina denominada “Marketing Mix” y sus famosas cuatro P’s: Producto, Precio, Distribución (Place) y Promoción.

Esto que resulta bastante obvio para los profesionales del marketing, no lo es necesariamente para los clientes, quienes muchas veces son emprendedores que se aventuran a sacar una idea a la luz pero que no poseen ninguna formación formal en la materia o, sencillamente, son empresarios que se han quedado atrás pero que por su posición no suelen ser muy cuestionados por sus propios empleado, dándonos a nosotros (como agencia) la responsabilidad de guiarlos para lograr que su dinero se convierta en la mejor inversión posible.

Hoy queremos compartir con vosotros tres de los errores más comunes que hemos encontrado a lo hora de repartir el presupuesto de marketing:

“Solo quiero el diseño”… y nada de promoción

Estamos de acuerdo que una buena imagen es vital para resaltar en el lineal y que una innovación en el envase puede influir hasta en un 43% en la decisión de compra pero lo que no podemos hacer NUNCA es dejar de comunicar. “Lo que no se dice no existe” y de nada sirve tener la mejor imagen gráfica del mercado o refrescar toda la identidad visual como marca si no se lo cuentas a tu público objetivo, se estaría perdiendo la mayor parte del potencial de la inversión que se hizo en diseño.

Consejo: Si no se puede ampliar presupuesto es conveniente reducir la parte de diseño y dejar parte para publicidad.

 

“Lo que sobre para marketing”

El marketing es una inversión, lamentablemente aun es vista por muchos como un gasto y muchas veces se deja al final de la lista de prioridades administrativas de una empresa o es el primer lugar donde se hacen recortes. Esto sucede especialmente en lo concerniente a la “P” de Promoción (Comunicación y Publicidad) cuando debería ser absolutamente al contrario. En palabras de Henry Ford “Detener la publicidad para ahorrar dinero es como parar el reloj para ahorrar tiempo.”

Consejo: Tener una partida presupuestaria para marketing desde el principio y cumplirla, ni de más ni de menos.

 

“Cualquier lugar es bueno para mi marca”

No. La estrategia es una parte vital de cualquier plan de marketing, realizar estudios, analizar el mercado, evaluar a la competencia y principalmente conocer al target son elementos vitales a la hora de poner un nuevo producto o servicio a disposición del público. Porque no todo funciona para todas las marcas es vital destinar una parte del presupuesto a investigación y planificación.

Consejo: Analiza tu mercado y haz que los esfuerzos vayan enfocados para ganar rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *