Trabajamos en el sector del gran consumo y la alimentación construyendo marcas de alimentos, pero en ocasiones no todos los alimentos pueden llevar el distintivo de la marca por su tamaño o forma.

Esto ocurre sobre todo en el sector hortofrutícola donde el aspecto de las piezas es determinante para poder venderlas en los establecimientos.

Con el fin de darle una oportunidad a esas frutas y hortalizas no tan agraciadas físicamente y además reducir el desperdicio alimentario, se han iniciado una serie de campañas para animar al consumidor a comprar estos productos.

Ugly Food

Los alimentos feos son aquellos que no cumplen con una serie de parámetros físicos que dicta el mercado para su comercialización y que no pueden venderse junto con el resto de la producción porque rompen los parámetros estéticos de las partidas.

En base a esto, un supermercado francés ha promovido el consumo de alimentos feos, para hacerles ver a los consumidores, que las apariencias engañan y que se puede disfrutar de ellos porque su calidad, a pesar de su aspecto, permanece inalterable.

 

Recientemente, continuando con el consumo de alimentos “feos”, Hasbro, una conocida marca de juguetes ha puesto a la venta en eBay al peculiar muñeco “Mister Potato” adaptándolo para apoyar la causa.

Desperdicio alimentario

Neveras solidarias.

Otra forma de combatir el desperdicio alimentario es mediante neveras solidarias, una iniciativa con la que se promueve el poner neveras en las ciudades y que los ciudadanos en lugar de tirar los excedentes de sus comidas a la basura, los puedan depositar en estas neveras para que sean utilizados por otros usuarios.

La información legal, consideraciones y requerimientos para unirse a este proyecto está reglada por la empresa promotora del mismo.

Actualmente en Valencia contamos con una de estas neveras solidarias en las inmediaciones del Colegio Mayor Galileo Galilei.

 

En BRANDSUMMIT apoyamos el consumo de alimentos feos para reducir el desperdicio alimentario y todo tipo de iniciativas que se sumen a la causa. Un ejemplo de ello, es uno de los últimos proyectos en el que estamos trabajando, se trata de CARLOTA ORGANIC, una gama de productos orgánico-vegetarianos que se ofrecen en raciones justas para evitar excedentes alimentarios.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *