Hace poco más de un año, cuando este pequeño espacio de pensamiento y creación llamado BRANDSUMMIT abrió sus puertas, tomamos la importante decisión de ser un equipo de marketing dedicado a ofrecer servicios de estrategia, diseño y comunicación exclusivamente para marcas del sector de alimentos y bebidas.

Muchos podrían ver eso como una limitación para nuestra casa de ideas, por el contrario nosotros lo vimos como la oportunidad perfecta de hacer lo que nos apasionaba en un área irresistible, o quién se puede negar al placer de una buena comida y un copa de vino ¡Imposible!

Pero lo que tampoco puede negarse, es que detrás de esas buenas comidas o una copa de vino que verdaderamente se disfrute (ya sea en casa o en la un restaurante con estrellas Michelin) hay unas cuantas marcas que han dedicado mucho de su tiempo y esfuerzo (monetario y humano) para que sus productos sean considerados como los protagonistas en la mesa; solo hace falta preguntarte en que piensas cuando nombramos genéricos como “pasta” o “aceite de oliva”… apostamos todo a que, por lo menos, una marca llegó a tu mente.

No obstante, esto de evocar marcas que resulta tan obvio en productos como “refrescos” o “chocolates” se desvanece al hablar de los llamados productos frescos. Decir naranjas, peras, melones o manzanas parece ser indicativo de que da igual cual se compre y esto dista mucho de la realidad. Por eso traemos los cuatro elementos claves a la hora de hablar del marketing hortofrutícola, que utilizamos como empresa y que creemos deben cuidar nuestros clientes.

  1. Sí es posible la consistencia de calidad en frutas y verduras durante todo el año:

Como todo proceso de oferta y demanda, las frutas y verduras alcanzan su mejor condición y precio en época de “temporada” dentro de España, sin embargo, hoy en día las grandes empresas hortofrutícolas se valen de las ventajas de la globalización para tener producción en países con climas tropicales o con estaciones invertidas, garantizando así las condiciones organolépticas para tener productos de “temporada” todo el año (solo con pequeñas fluctuaciones en precio).

Conclusión: Es posible conseguir frutas y verduras de primera durante todo el año gracias a la inversión de algunas marcas, solo hay que saber cuáles.

  1. Las frutas se estandarizan al igual que los vinos:

Todos hemos escuchado hablar de vinos jóvenes,  crianza, reserva o gran reserva y somos conscientes que eso determina el valor del vino y el público al que va dirigido, ya que elementos como el sabor, aroma o color varían de uno a otro. Con las frutas sucede lo mismo, no todas las semillas ni todas las tierras son iguales y por lo tanto el producto puede cambiar, dando pie a la necesidad de comunicarle a los públicos qué tipo de fruta está adquiriendo.

Conclusión: No todas las fresas son iguales. Hay frutas regulares y hay frutas Premium, el precio va a ser mayor pero la dulzura y consistencia se pueden garantizar con solo ver la marca.

  1. Escoger una marca es más efectivo que “el toca y escoge”:

Las marcas que deciden tener frutas y verduras Premium realizan exhaustivos análisis para garantizar la consistencia en dulzura, madurez, aroma, color, textura y sabor en cada una de sus productos. De hecho, prefieren no abastecer si una cosecha no cumple con las standards de las empresas. Ésta es una inversión que de comunicarse se traduce en un ahorro de tiempo y esfuerzo para los consumidores.

Conclusión: Lo ideal es trabajar para ser considerada como la marca que se puede tomar directamente del mostrador sin necesidad de “tocar” 10 kiwis por cada uno que se escoge. Ver la marca y comprar, como si fuera un paquete de cereal.

  1. Informa a tus consumidores de tus esfuerzos:

Lo que no se comunica no existe. Puedes ser la marca con los tomates más Premium en el mercado, invertir en el campo y el almacén para garantizar las condiciones del producto todo el año, pero si esto no lo comunicas eficientemente tus esfuerzos se verán minimizados. Educa a tus consumidores, ellos lo agradecerán y premiaran tu dedicación.

Conclusión: No subestimes el poder de la información en tu público, ellos son exigentes pero valoran a las marcas que hacen su vida más fácil y eficiente. Dí quieres y cómo te llamas, porque no es cualquier melón si es un melón El Abuelo, solo por dar un ejemplo.

Esperamos que os resulte útil y que cada vez seamos más los que trabajemos por un marketing hortofrutícola más consciente y eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *