Recuerdas que la semana pasada te dije el tiempo que estaba un consumidor observando tu producto?

Cuánto era? Exacto! Menos de 3 segundos!

Habrá que seducirlo en esos 3 segundos, verdad? En BRANDSUMMIT aplicamos estas claves en el diseño de packaging y no nos va nada mal.

Estudia el mercado. Tenemos que identificar al público objetivo, tener claro a qué consumidor va dirigido el producto. Además es necesario hacer un estudio de competencia del mercado al cual vamos a entrar y conocer las tendencias de consumo y los códigos que se manejan, esto es primordial para que el consumidor reconozca el producto y se diferencia entre los competidores. Estos estudios previos condicionan el diseño y definen el posicionamiento estratégico. Lamentablemente pocas son las empresas que se plantean esto antes de lanzar un producto al mercado.

Destaca sobre la competencia. Si en menos de 3 segundos se concentra la decisión de compra del consumidor nos tienen que ver. Destacar en el lineal por una característica que no tengan el resto, bien sea color, tamaño, marca, precio… Tenemos que explotar nuestra diferenciación en el lineal, incluso tenemos que gestionar el recorrido que sufre el producto en logística, para asegurarnos que estará perfectamente presentado en el escaparate de compra, que no se rompa ni deforme antes de llegar a las manos del cliente final.

Conoce el diseño y la impresión. Muchas agencias de packaging y estudios de diseño se quedan en el diseño y no entran en la preimpresión e impresión de producto, afortunadamente cada vez somos más los que entramos en la imprenta, cuidando todos los detalles planteados en el diseño, esta es una de las claves del éxito. Tenemos que explorar las opciones que nos da la imprenta, bien sea film, etiqueta, cartón… del mismo modo que se deben tener en cuenta las limitaciones técnicas, no todos los diseños son fabricables, así no nos llevaremos sorpresas a la hora de imprimir.

Hazlo visible. Si el producto no lo das a conocer es difícil que se venda. En muchas ocasiones se crean productos muy buenos y bien vestidos, pero no alcanzan el nivel de venta esperado. Siempre comento con nuestros clientes que se debe guardar parte del presupuesto para publicitar el producto, para darlo a conocer y que la gente tenga la tentación de probarlo y buscarlo en el supermercado. Debemos atraer público a nuestro producto, en función de quien sea el público objetivo lo daremos a conocer en unos canales u otros, bien sea prensa tradicional, internet, televisión y tantos otros medios publicitarios.

Crea marca. Es ideal contar con un manual de marca,es importante definir los recursos con los que trabajar: tipografías, paleta cromática, fotografía, ilustración. Y mejor aún es contar con un Brandbook, que contenga la personalidad de la marca, su enfoque y su plan estratégico y comunicacional. Teniendo todos estos elementos por escrito la marca no sufrirá variaciones con el paso del tiempo y los productos de una misma familia siempre serán reconocidos por los mismos valores y atributos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *