Artículo por Natalia Perea.

Llamamos branding 360º a la oportunidad (no tan común) de trabajar con un producto desde que es tan solo una idea, hasta el momento en que es lanzado al mercado; abarcando la estrategia, el diseño y la comunicación. Cuando esto sucede, no es una marca, sino un emprendimiento el que toca a nuestra  puerta y pone en nosotros todo su potencial e ilusión para que lo transformemos en realidad.

Nuestra oportunidad de trabajar un branding 360º llegó de la mano de dos emprendedores valencianos, Carles Alfaro y Lucas Martínez, quienes a comienzos de 2015 deciden asociarse para poner en el mercado una marca de alimentos orgánico-vegetarianos listos para servir. Tenían la idea pero no las herramientas para consolidarlo, por eso decidieron involucrarnos en su plan.

Un proyecto ideal para BRANDSUMMIT, que desarrollamos en tres fases: estrategia, diseño y comunicación, y que hoy en día ya tiene presencia en las mesas de todos los españoles que valoran la comida saludable, responsable, de gran sabor y calidad.

No dejamos ningún elemento al azar en ninguna de las fases. Sobre el diseño lo tienes todo aquí (Proyecto de Branding: Carlota Organic) y si quieres ver un poco del tras cámara de las fotografías te dejamos este video:

Pero hoy te contaremos todo sobre la estrategia, un proceso detallado que se inicia con el briefing del cliente y que queda reflejado en el producto final.

Estrategia branding 360º

Este fue nuestro paso a paso estratégico:

  • Estudio de mercado: Investigamos la competencias, recorrimos herbolarios y tiendas especializadas en comida orgánica, definimos nuestros público objetivo, realizamos un encuestas para conocer aptitudes y actitudes y, finalmente, nos documentamos sobre las tendencias en este tipo de alimentación y sus variaciones (desde los veganos hasta los que solo se unen a los #lunessincarne).
  • Naming: Con el panorama claro pasamos a definir el nombre. Sabíamos que teníamos que considerar tres elementos: su origen valenciano, su naturaleza orgánico-vegetariana y su potencial de exportación. El resultado: CARLOTA ORGANIC. “Carlota” significa “zanahoria” en valenciano, tiene doble funcionalidad (nombre de verdura y de mujer), la coletilla “organic” deja claro el tipo de producto y también deja abierta la puerta a la internalización, porque es una palabra valenciana e inglesa a la vez.
  • Arquitectura de marca: Se organizaron las diferentes líneas, se detalló cada referencia presente en la cartera de productos y se visualizó un plan de crecimiento gradual (productos ideales para el lanzamiento inicial y productos por temporadas a mediano plazo).

Esto nos permitió definir la personalidad de la marca, su ventaja competitiva, la promesa de valor, el posicionamiento que deseábamos alcanzar e, inclusive, los elementos para el diseño. A partir de allí se creó un plan de lanzamiento y se decidió que la distribución del producto debía ser tanto off-line o como on-line: Carlotaorganic.com

Ahora nos encontramos preparando, a nivel de comunicación, un evento que nos ayudará a promocionar CARLOTA ORGANIC, para que los interesados valencianos sepan más, así que te mantendremos informado de todo al detalle en nuestras redes sociales.

“Construimos Marcas de Alimentación”, así que no hay mejor satisfacción que hacerlo desde cero. Una experiencia que asumimos con entusiasmo, pero con mucha responsabilidad y compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *